sábado, 5 de septiembre de 2009

El halcón maltés



 El otro día hablaba de mis libros perdidos. Ese día recordé "Manaos" , de Alberto Vázquez Figueroa. Hoy quiero recordar a Dashiell Hammett y su soberbia creación: "El halcón maltés".



Portada con toque "erótico carnal" de una de las ediciones.

 He de confesar que no lo leí por elección propia, aunque había visto una de las películas inspiradas en el libro, y me había encantado. Ya hablaremos de ella, en su sección, en su momento.
 Recuerdo que me la mandaron a leer en clase. No se fue una opción entre varios textos, o un obligación. ¡Pero bendita orden!
 No lo leí. ¡Me lo tragué!

 La historia ya es conocida. Una atractiva mujer entra el despacho de Sam Spade y su colega para contratar sus servicios. La próxima vez que el detective sepa de su compañero, será para ver su cadáver. Tirando del hilo, acaba por verse liado con un grupo variopinto, obsesionado por la consecución de una figura legendaria: "El halcón maltés", regalo de los "Caballeros de Malta" al rey español Carlos V. La figura, de oro con piedras preciosas incrustadas, parece haber estado circulando por todo el mundo, fingiendo ser una vulgar talla de plomo, gracias a un recubrimiento de este metal.


Portada de una selección de relatos del autor, con la famosa imagen del ave como reclamo

 El final, aunque famoso también, no lo desvelo. Porque, de todas formas, lo importante es la narración. De la misma manera que el camino vale más o tanto como la meta. Acabarán por quedarse hechizados por la enigmática mujer, la estatuilla, los brillante diálogos...
 Si quieren leer algo este mes, prueben a encontrar "El halcón maltés", de Dashiell Hammett...¡Quién sabe, puede que hallen el auténtico mientras salen a por el libro! Aunque si lo prefieren es descargárselo, puede hacerlos desde los enlaces, más abajo.

Enlaces(incluido el vinculado al título):


Sobre "La Orden de Malta":

Sobre Dashiell Hammett:


Sobre Malta:


Sobre Carlos V:


Sobre la "novela negra":

2 comentarios:

Rosna dijo...

Eres sorprendente Preste san , me dan ganas de comprar el libro , ayy.. ayyy ... aquí en la isla es complicado adquirir libros en español . Menos mal que has dejado enlaces para acceder al libro .
Un abrazo apretadito .
Rosna

Preste Juan dijo...

Rosna:
Mi querida amiga. Me extrañaría que este libro no se pudiese obtener en japonés, dada su antigüedad.
Un abrazo inmenso