sábado, 6 de junio de 2009

Otro asesinato más en Irán



 Se llamaba Delara Darabi. Cuando tenía 17 años se inculpó de un asesinato para salvar a su novio. Luego se retractó, pero ya fue tarde para ella. Ahora sus románticos y bellos ojos, su mirada perdida, su bonita cara, su futuro, los errores y aciertos por cometer se pudren...literalmente.

Más datos:

2 comentarios:

Euphrasie dijo...

Hola que se puede decir de algo que no tiene ni nombre,no entiendo a las personas de estos países que se creen con poder para ejecutar así,sin juicio justo,sin derechos a nada,ya da igual que tenga mayoría de edad como si son menores,los matan igual. Y lo peor somos los del resto del mundo que nos damos la vuelta como si no fuera con nosotros,jo... que mierda de mundo es este a veces,y lo peor es que uno se siente tan impotente a ver esto sin poder hacer nada o bueno en este caso escribir una carta,como propone Amnistía internacional,aún sabiendo que a lo mejor no hace nada, pero por intentarlo que no quede, gracias por esta entrada,es bueno a veces abrir los ojos y ver lo que pasa en otros sitios, bsssss y hasta pronto!!!!!!

Preste Juan dijo...

Mi querida compañera de aventuras electrónicas:
Me estaba produciendo cierta tristeza ver la falta de comentarios a una entrada tan simple, aunque triste. Tu visita, tu post, ha supuesto una alegría.
En cuanto a las cartas, te puedo asegurar que funcionan. No siempre, pero pueden marcar una diferencia. Y sobre todo hoy en que se pueden inundar los correos electrónicos de los países "enjuiciados".
Recuerdo el caso de un hombre al que sacaron de un aislamiento de años. Pensó que le iban a matar. Le llevaron a una habitación y le enseñaron unos sacos llenos de cartas escritos por miembros o simpatizantes de AI:
-¿Te has creído que eres alguién?
Evidentemente lo fue. Acto seguido fue puesto en libertad.
Y ahí más casos.
Gracias por la felicidad que me ha producido tu post.