sábado, 6 de junio de 2009

Bodhisattva in metro


9 comentarios:

Leni dijo...

La panzá de reir que me he dado..jajaja
Dicen que la risa y los bostezos se contagian.

Y aún me queda un sabor ...
Será la vida que es aburrida y tediosa y tiene que venir alguien a recordarmos que la risa existe.

Muy bueno¡¡
Merci..
Bisous

vangelisa-almasperdidas dijo...

gracias, gracias, gracias!!!!aplauso par ti, es genial el vídeo que has puesto, me he reído , pero reído un montón, risa contagiosa ...genial!!!!!!
un beso grande grande para ti
MUAK

Preste Juan dijo...

Leni: Me alegro de que te hayas reído. Seguro que tienes una risa muy divertida...
Bisous(¡Mon Dieu, qué fino!)
vangelisa-almasperdidas: Siempre he envidiado a los que tienen facilidad para reír. A mí me cuesta, a pesar de mi buen humor.
MUAk, MUIK y todo lo demás.

En Rodaje dijo...

Sencillo, pero tremendamente bueno. Si la risa se contagia, también el resto de las cosas buenas de la vida deberían contagiarse, y eso no ocurre a menudo. La cara del tipo de gafas es un poema, como pensando "¿qué es esto, una manada de locos?". Imagino que en algún vagón ese buen hombre tendría problemas, pera esa ya es otra historia. Además, a un buen bodhisatva no le preocupan los problemas que le puedan venir. Salud y risas.

Preste Juan dijo...

En Rodaje: Supongo que el tipo de las gafas se sintió chocado por la escena. Es como lo de "Forrest Gump". Una empresa periodística inglesa intento repetir el experimento del banco de la peli, y todos salían por partas al verse ante el tipo extraño.
Otra posibilidad, es que el pobre hombre fuera un paranoico y creyese que todo el mundo se estaba riendo de él. ¡Y otra qué ya venía reído de otro viaje y estaba agotado!
Un abrazo.

Euphrasie dijo...

Hola de nuevo,he visto el vídeo, y debo de decir que después de haber leído tu entrada anterior, me ha costado un poco reírme,pero al final me he contagiado y no he podido resistirme, que bueno es reírse,ojala todo el mundo incluidos los desarmados de esos países se rieran más en vez hacer lo que hacen, en fin gracias por todas tus entradas, es un placer entrar aquí y leerte muchos bsssss yo no soy canaria pero doy más que dos bsssss jijijijiji, hasta pronto!!!!

Preste Juan dijo...

Mi querida Euphrasie:
¡Pues supongo que al final optar por sonreir genera una actitud ante la vida! Y eso es todavía más importante cuando tenemos que convivir con situaciones tan escabrosas como la de que hablamos en la entrada anterior.
Gracias por los besos...¡Me hacen mucha falta! ¡Y una risa pícara es la guinda!
Un abrazo inmenso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es muy bueno, y muy didáctico.

Genial.

Preste Juan dijo...

Javier:
Gracias por la visita.
A mí, particularmente, me cuesta mucho reírme a carcajada. De hecho, cuando lo logro y se me saltan las lágrimas,¡acabo por quedarme dormido!...Con lo cual no sé si he salido ganando o perdiendo con la situación.
Un abrazo.