viernes, 5 de junio de 2009

Tarzán de los monos



 Cuando eres un niño, tienes una facultad maravillosa. Puedes llegar a creer que todo es posible. Ni la lógica ni la linealidad te limitan. En esos años, aceptas personajes que funden lo racional con lo irracional, lo fantástico con lo real hasta rozar el límite e incluso sobrepasarlo... Desgraciadamente, de mayor te pierdes en "la madurez" y no sabes disfrutar de ciertas creaciones. Pero las de tu infancia, las que te hechizaron, siguen siendo intocables, o al menos excusables. Y te devuelven cierta verdad olvidada, una visión añorada.
 Para mí, uno de estos personajes es Tarzán, el impagable "Señor de la selva",  creado por Edgar Rice Burroughs.
 Yo conocí al "Rey de los Monos" gracias a las películas, sobre todos las de Johnny Weismüller. Luego, estaban los cuentos, de la editorial Novaro fundamentalmente. Esos que hoy llamamos cómics.
 No fue hasta bien entrada mi adolescencia que leía la novela de la que hoy trato. Me fascinó su lectura... que no acabé. Por motivos que no recuerdo, tuvo que salir de casa. Seguramente era prestada. Recuerdo eso sí, que mi padre me comentó que al final Tarzán no se "casaba" con Jane (enlace en inglés), que iba a Europa a buscarla, y que se encontraba conque estaba comprometida con otro hombre. ..Pero que se resolvía en la continuación.
 Creo que fue este final sorprendente el que hizo que comprar esta primera novela y la siguiente(de la que hablaré otro día). Y con el tiempo espero leérmelas todas, de modo que Tarzán rescaté mi espíritu infantil.
 Esta primera entrega narra parte de lo más conocido de Tarzán para la mayoría: Su nacimiento en tierras extrañas, tras el naufragio en que viajaban sus padres, la muerte de estos y su posterior adopción por la simia Kala(enlace en inglés), el encuentro con los hombres y la mujer que iban a variar su rumbo vital normal...Y añade elementos pintorescos. Al final de la novela, Tarzán no sólo es un refinado hombre de modales y moral intachables(con algún toque selvático), capaz de leer y escribir. Incluso se las apaña para dejar su pequeño mundo y recorrer el camino hasta Inglaterra, recorriendo parte del camino...¡conduciendo sin problemas un coche!
 ¡Hombre, Tarzán no refleja la realidad en absoluto! Sólo un niño rescatado hace unos años de la selva en África demostró tener cierta capacidad para adaptarse(hasta cierto punto)de forma que pudiese convivir tanto entre humanos como entre animales. Y esto, gracias a una serie de factores particulares, que no mencionaré. Al fin y al cabo, tratamos de una fantasía"Rousseauniana"("el buen salvaje"), que nos hace pasar un buen rato, si no pedimos rigor científico o histórico.
 Así, si somos capaces de aceptar que un noble inglés blanco sería capaz (por nacionalidad, abolengo y raza) de alcanzar cotas más altas que otro ser humano , y nos damos cuenta de que es el fruto del pensamiento de una época, no intencionalmente peyorativo...¡Nos lo pasaremos "pipa", como decíamos de niño!
Mi edición pertenece a la editorial "Edhasa", fue impresa en abril del año 1995, y posee el código ISBN: 84-350-3100-4 . El diseño de la cubierta es de Julio Vivas, corriendo la traducción a cargo de María Vidal Campos, según el texto original de 1912:"Tarzan of the Apes".

 Enlaces para descargar o leer el libro desde Internet:

 Nota: El libro también se encuentra en braille, previo pago, buscando en la red. Es posible que exista algún enlace que permita la descarga del mismo gratuitamente, pero lo desconozco. La ONCE, en su servicio bibliográfico tal vez lo tenga, pero parece limitar su contenido a los miembros registrados de dicha organización.

 Otros enlaces interesantes o curiosos(aparte del vinculado al título de esta entrada):



Vídeos

Tarzan de los monos: 50 peliculas que deberías ver (...)(Un pequeño documental sobre Tarzán en la pantalla grande)

4 comentarios:

vangelisa dijo...

esta bien tu spot, y si cuando eres pequeño te lo crees todo y crees que existen los supers héroes...
un beso Juan

Preste Juan dijo...

Gracias vangelisa...Por tus palabras, por tu compañía, por tu beso.

vangelisa-almasperdidas dijo...

oye. Juan lo de la prótesis en las orejas de los elefantes para que las tuvieran más grande me ha dejado con la boca abierta.
buenos vídeos como siempre, a mi me gustó mucho un vídeo que pusiste una vez era de un francés,"Jerome Murat",

ese era genial...bueno a mi me encantó
un bes Juan

Preste Juan dijo...

Querida vangelisa-almasperdidas:
El uso de elefantes asiáticos tiene su explicación. Son los únicos que son domesticables. Los africanos, apenas, y por muy pocas personas. Lo mismo pasa con las cebras y otras especies autóctonas. Una curiosidad problemática a la hora de usarlos como elemento de transporte, etc.
Otra anécdota es que si te fijas bien, tanto las orejas de los africanos, como la de los hindúes, parecen repetir el dibujo del continente o país de origen, si se encuadra bien la mirada.
Por último, destacar que los vídeos suelo sacarlos de los que me mandan los amigos por algunos de mis correos. Así que el mérito es de ellos.Desde aquí mi agradecimiento.
Hasta pronto, cariño