sábado, 7 de febrero de 2009

Cromosoma 3(The Brood)(1979)(Enlace del título en inglés)

 Ver a Samantha Eggar, uno de mis primeros mitos eróticos propios (los demás, no por ello menores o mayores, proceden de la mitología sexual de otros), convertida en madre desgraciada de unos niños monstruosos "da palo". Si la chica ya lo había pasado mal en el papel de víctima de Terence Stamp (enlace en inglés) en la impagable "El Coleccionista" (William Wyler-1965), aquí la cosa empeora notablemente.


 En resumidas cuentas, Nola Carveth(Samantha Eggar) es una paciente psiquiátrica, divorciada de Frank Carveth (Art Hindle) y con quien ha tenido una hija. Dotada de una peculiar y atroz capacidad de somatización, a raíz de un tratamiento experimental ofrecido por el Dr. Hal Raglan (Oliver Reed)los frutos de sus neurosis acaban convirtiéndose en niños monstruosos, nacidos anormalmente y que se cargan a toda el que pasa. Su ex-esposo deberá tomar cartas en el asunto ante el peligro. Pero esta premisa (simple para muchos), esconde algo más.







 "Cromosoma 3" es una de las ocasiones en que el director canadiense deja ver con más profundidad de la que asoma (si no nos dejamos cegar por las crudas imágenes) su profundidad personal. Las emociones y pensamientos del hombre tras la historia. Lo que de paso le sirve de terapia(en mi opinión) no sólo para superar el divorcio que afrontaba en esos momentos, sino sus otros posibles traumas (tal vez la enfermedad de su padre), así como de cauce para expresar su interesante personalidad. Haciendo un aparte, aprovecho la ocasión para recomendar la visión o lectura de la entrevista que Eduard Punset le hizo para Redes en la página web de "Charlas con..."






Otros enlaces sobre la película:

Trailer promocional (en inglés):

No hay comentarios: