viernes, 31 de diciembre de 2010

AWIXUMAYITA- SIN EMBARGO



 Nota: El original fue publicado en http://awixumayita.blogspot.com/2007/01/sin-embargo.html

Podría decirse cualquier cosa… y sin embargo.
Nos gusta odiar. No, no, no.
Odio.
Yo.
Si yo soy yo y tú eres tú, ¿por qué me empeño en quererte?
Egoísta. Eres una egoísta. Y sin embargo.
Eres una egoísta sin embargo. Embargo. Embargo. Embargo sin el sin, es otra cosa. Tú eres el embargo, y yo soy el sin, porque estoy sin ti y me siento vacía. Soy el sin.
Sin. ¿Qué es Sin?
Sin se sentía sola, fumando cigarrillos sin parar, viendo en la televisión la que debiera ser su vida.
Y, sin embargo, no lo es.
No, no es mi vida.
Ni yo soy Carrie, la escritora, fumadora, amante de los cócteles y la moda, incapaz de digerir el romanticismo.
Ni yo soy Miranda, la inteligente e hiriente irónica adorable que se empeña en creer que entiende lo que sucede a su alrededor. No soy Miranda, la que aguanta el llanto y es incapaz de decir te quiero… aunque desee llorar porque ama demasiado.
Ni yo soy Charlotte, la que vive rodeada de arte y se empeña en ser perfecta, para ella y para los demás. No soy aquella que, en su afán por ser extremadamente positiva, sufre al descubrir que el mundo no es de color de rosa.
Ni yo soy Samantha, inteligente, bella y madura. No soy la liberal, abierta de mente y de piernas. No soy una mujer segura de sí misma, ni siquiera en apariencia.
Ni ninguna de las cuatro somos nosotras cuatro.
Ya no somos Letty, Elena, Marta y yo.
Ni siquiera somos Carol, Dafne, Lucía y Nístrim.

Sola, de madrugada.
Veo Sexo en Nueva York mientras las echo de menos y me fumo tres cigarrillos. Y aunque me empeño en decir que la autocompasión es la palabra más infame, porque no existen víctimas ni verdugos, porque cada cual tiene la vida que él mismo se ha forjado… no puedo evitar echaros de menos.
No puedo evitar sentirme sola.
Vacía, sin un ápice de inspiración. Porque sentirse solo es el peor mal. Porque es el hecho de sentirse así, y no necesariamente estarlo, lo que hace que uno se hunda en la miseria.
Porque no estoy sola… en esta casa somos tres. Somos tres, pero yo estoy ausente.
En el trabajo somos diez, pero yo me mantengo al margen.
Y os echo de menos… ¡Y no os culpo por ello! La que os echa de menos soy yo…
Y a mi alrededor, en casa y en Cortefiel, me quieren conocer… y no me dejo. Porque sólo quiero estar con vosotras.
Porque sólo quiero que me queráis como os quiero yo.
Y quiero a Laura, y ella me quiere a mí.
Y quiero a Elena, y ella me quiere a mí.
Y quiero a Marta, y ella me quiere a mí.
Y quiero a Letty, y ella…
Para ella estoy muerta, como lo está todo a su alrededor. Todo está muerto salvo ella. Porque ella es el embargo y yo soy el Sin.
¿Qué quieres, bruja infame? ¿Cuatro amigas? Ahí las tienes.
Maldita desagradecida, ¡muérete! ¿Por qué eres incapaz de querer a Laura tanto como ella te quiere a ti, tanto como tú quieres a Letty?
Me tiraré al foso de las veteranas, sacaré a Letty y la odiaré hasta que me quiera. Y saldré sana y salva para encontrarme con Laura, abrazarla y rogar que me perdone. Porque soy el Sin más miserable que jamás haya existido.
Floja, me mareo con un cigarrillo. Sintiendo con cada calada el sabor de unos besos vacíos. Pero que me llenaban.
Moriré el treinta de septiembre.
Acabará este maldito mes de transición.
Lloraré sola en una habitación compartida e intentaré sobrevivir en mi nueva vida sin vosotras.
Y en mi egocentrismo idolatrado, me sentiré triunfadora al ser la única, que aun estando sumida en la más absurda soledad, ha logrado entrar en la universidad.
Y entre textos de Nietzsche y Platón, seguiré siendo aquella mediocre aprendiz de escritora que una vez lloró al leer Las edades de Lulú.
Seguiré siendo una ferviente admiradora de Melissa P. y Valèrie Tasso. Seguiré escuchando indistintamente a Dressden Dolls y Marilyn Manson. Seguiré siendo yo, con mi cuerpo hecho pedazos, mientras vosotras, con vidas nuevas y agradables en la misma ciudad que pronto dejaré atrás…
Por favor, no me borréis.
palabra de Awixumayita en viernes, enero 05, 2007

No hay comentarios: