domingo, 20 de junio de 2010

Alabanza a Nefertiti - Dedicado a Leni, Lidia y Rosna.


 Hoy tenía planeado continuar con las entregas de los artículos de Alonso Quesada. Pero me levanté pensando en un poema dedicado a Nefertiti, al parecer escrito por su esposo  Akenatón. También tenía pensado comenzar a escribir la que espero sea una larga y sorprendente entrada para algunos, acerca de un juego muy popular de nuestra niñez, y de la algunos niños de hoy en día. El nombre de dicho juego...me lo callo de momento.
 Buscando un documento necesario para la presentación y redacción de este último proyecto, me encontré con una carpeta de dibujo de hace dos décadas. Son dibujos horrendos. Pero no los he roto, porque decidí hace tiempo no volver a asesinar a ninguna creación mía, por mala que fuera. Demasiados cuentos, intentos de poemas y un libro corto pagaron ya la factura. Dicen que Miguel Ángel se pasó gran parte de su vida intentando eliminar todo rastro de los trabajos de los que no se sentía orgulloso. Yo creo que perdimos mucho con dicha decisión. Así que yo he decidido preservar hasta mis vergüenzas, para aprender a reírme de mi mismo y, si es posible, hacer reír a los demás con ellas.
 Para mi sorpresa, uno de los dibujos era una burda copia del famoso busto de Nefertiti. Encabeza esta entrada. Y entonces decidí rescatar el poema... ¡Y maldita la hora! No estaba donde figuraba, ni en las copias de seguridad. Así que me he pasado horas hasta encontrarlo. Durante la búsqueda también hallé otros poemas del "Antiguo Egipto", que algún día subiré.
 De momento aquí va el dichoso poema, tras la imagen de un fondo de pantalla que intentaré subir en su dimensión original, por si alguien quiere aprovecharlo.Pero antes, y como si se tratase de un antiguo programa de radio, dedico este poema a tres compañeras muy queridas: Leni, cuya brisa es ya casi parte de mi aliento; lidia, "la escriba", cuya fértil pluma eleva mi mente más allá de lo que siempre soné; Y Rosna, mi isla, mi despertar. La que nos recuerda a mucho el valor de un corazón noble, sencillo y dedicado. Esperamos tu retorno, tras tu forzado retiro. Lo necesitamos.



 Nota: El poema cuenta con alguna traducción alternativa. Ésta es la que yo conozco, la que amo, y a la que soy fiel.



Poema dedicado a Nefertiti



La princesa,
rica en gracia divina,
dama de la afección,
dulce en el amor,
señora de las dos tierras,
hija del bello rostro,
la más grande en el harén del señor del lugar.
Todo lo que digas será hecho para ti,
todo lo bello, armoniza con tu deseo.
Tus palabras alegran tu cara,
por lo que los hombres anhelarán oír tu voz.





9 comentarios:

lidia dijo...

gracias Juan,me da esperanza,que puedo tener amigos,virtuales, buenos y sabios y amables, y mucho mas!
gracias,mil veces por tu hermoso tiempo compartido!
lidia-la escriba tu amiga

venconmigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leni dijo...

Gracias ...
Sin duda volveré...nunca me voy del todo.
Gracias por ser parte de mi vida.
(Oirme? cuando quieras...

Beso

Preste Juan dijo...

lidia:

Me alegra serte de ayuda. Y me honra que me consideres tu amigo. ¡Ahora, lo de mi bondad idealizada y mi supuesta sabiduría...! ¡Bueno, acepto el piropo y me lo creeré, porque soy tan flaco que no me cabe ni la modestia!
En cuanto al tiempo, soy yo el que se siente bendecido por tu compañía.
Preste Juan, tu amigo

Preste Juan dijo...

Leni:

Mi querida "presencia". La que hace amancer una sonrisa en mis labios con una sola palabra.
¿Y tú me das las gracias? ¡No nos confundamos!¡Yo soy el que sale ganando!

Beso(Beso brioso digital, beso encantado digital, beso sensual digital, beso osado digital) ¡Qué por una vez que los números nos permiten transmitir ecuaciones emocionales, hay que aprovechar el momento)

Esti dijo...

Precioso poema, Preste Juan: Lo he leído al poco de devorarme una novela que te va a fascinar. Se titula "EL AMANTE DE NEFERTITI, la firma un autor que lleva magia en su pluma -Álvaro Bermejo-, y es un canto a la belleza, a la pasión, al misterio. Desde el Capri de 1920 parten dos expediciones en busca de la Reina faraón. En la primera viaja Agatha Christie En la otra, el satánico Aleister Crowley, la Bestia de la Golden Dawn. No te digo más. El final es de los que te dejan sin aliento. NO TE LA PIERDAS.

Preste Juan dijo...

Esti:

¡Muchas gracias por tu visita y por tu consejo literario que apunto rápidamente! ¡Feliz 2013!

marga dijo...

Me encantó, no imaginas cuánto.

Preste Juan dijo...

marga:

Me alegro muchísimo. Es interesante ver que alguien visita las antiguas entradas.
Un gran abrazo.