domingo, 30 de agosto de 2009

El reino del Preste Juan


 Es curioso, pero apasionado más por otros misterios y leyendas, estuve a punto de pasar por encima de un tema sin el cual este blog y su vocación de ligazón a una sección de enigmas y fenómenos paranormales sería una contradicción: El reino del Preste Juan.
 Así que, antes de que se me vuelva a ir la pinza, hablemos un poco de este personaje y su país. Aunque poco. Los enlaces darán mucha más información que la que yo poseo, y resultarán un viaje más ameno para el visitante. Especial atención merecen quizás los dos primeros, por contener textos cercanos a la época en la que surgió el "mito"(si así podemos llamarle), así como un análisis de su influencia. Aunque creo que prácticamente todos sirven de introducción y, como he dicho antes, proporcionan una cantidad de datos esenciales. Después de los enlaces, un artículo sobre el tema extraído de la "Enciclopedia Universal Micronet 2009".
 Por lo que a mí respecta, la primera vez que oí hablar del "Reino del Preste Juan", era muy joven. Y sinceramente, quise creerlo. Creer que una vez existió tal personaje, una especie de cruce entre el rey Arturo de Camelot y del Melquisedec citado en el Antiguo Testamento. Creer que alguna vez alguien(sin que me importara su religión, sinceramente) regentó un territorio prácticamente mágico, como si fuera Agartha, Shambala, Shangri-La y todos otros cuyo recuerdo pueblan mi imaginación. Alguien que se las apañó para hacer llegar cartas a los dirigentes del occidente cristiano de su época, dispuesto a ofrecer su sabiduría. ¡Imaginen que ocurriera ahora! Que en este mundo ya conocido surgiera un mensaje procedente de una civilización extraterrestre.¿No es acaso lo mismo? ¿Y si aún fuera más misterioso? Si surgiera de una cultura que durante milenios, o millones de años hubiera evolucionado en las simas más profundas de nuestros océanos, sin nuestro conocimiento...¡Ah, qué maravilla!...Tal vez, tal vez incluso algo más lioso: un hueco en una cascada de la Amazonía, por la que entrar a un mundo paralelo. O ciudades creadas por los propios hombres. Un grupo de personas que hubiera preservado conocimientos ancestrales en ciudades subterráneas o de nuevo submarinas. Ptolomeos que hubieran creado bibliotecas ocultas, capitanes "Nemo"  moviéndose bajo las aguas gracias a portentos de ingeniería inimaginables...
 Algo así se pudo imaginar hace casi mil años, cuando alguien dijo haber hallado el reino del Preste Juan. O cuando los reinos cristianos, en lucha contra los que consideraban "reinos herejes", recibieron la carta de un hombre, casi un semidiós, capaz de mantener un reino fuerte y sabio en tierras "infernales".
 El mito fue deshaciéndose, del mismo modo que fue creciendo. Pero durante ese periodo, en muchas mentes se disparó la imaginación. Sin duda, fue el origen de desatinos. Pero quiero pensar que también fue el detonante que mejoró las mentes de algunos hombres y mujeres, hoy olvidados, que cambiaron sus vidas y las de otros para mejor. Quiero soñar con navegantes expectantes con nuevas tierras, con exploradores siendo capaces de ir una montaña más allá, sin arrepentirse por no encontrar nada. Y es que, como leí en alguna ocasión, cuando se recuerda más que se sueña, se envejece...se muere.

 Enlaces:


Artículo de la Enciclopedia Universal Micronet 2009
Preste Juan (1140-1170)
& Personaje legendario, sacerdote y monarca del Oriente cristiano. Aparece en las tradiciones histórico-geográficas de la Edad Media y es protagonista en muchas narraciones medievales. La ubicación geográfica de su reino ha permanecido siempre indeterminada, y se lo sitúa entre Asia y Africa. Esta confusión se debe al significado ambiguo de las denominaciones de India y Etiopía en la geografía medieval. La prueba de su existencia y de su celo por el cristianismo se fundamentó, durante mucho tiempo, en el testimonio dado por un obispo sirio que visitó Roma en 1145, y en una carta que recibió el emperador de Constantinopla, hacia 1165, firmada con ese nombre.
Actualmente, diversos indicios, hacen pensar que Preste Juan fue un monarca de carácter religioso, cristiano pero ajeno al catolicismo, que gobernó al oriente de Persia, entre el Cáucaso y China. La ubicación de sus fortalezas le permitieron controlar las rutas terrestres de la seda y el comercio entre el Mediterráneo y China. Erróneamente se ha dado el nombre de tierras del Preste Juan a los enclaves de cristianos coptos del Sudán, Etiopía y parte del sur de Egipto, que sobrevivieron a la expansión musulmana amparados en la libertad de cultos que permitían los califas islámicos.

No hay comentarios: