domingo, 17 de mayo de 2009

La familia Telerín-Vamos a la cama

 ¡Y yo qué lo recordaba en color!... Y como se notaba que, en aquella época, sin te acostabas sin rezar, podías verte pensando a la mañana siguiente:

 -¡No me fui al Infierno!¡Vaya suerte tuve!

2 comentarios:

Rosna dijo...

Que inocencia bella , mi hermana decía ahora a dormir que van llegando los ángeles guardianes , y yo oveja descarriada dejaba mi lucecita encendida para verle la cara a mi ángelito de la guarda ,obvio que me vencía el sueño ,al final mi madre o mi padre terminaban apagando la luz .
Lindo recuerdo
Un abrazo y buen inicio de semana .
Yuriko

Preste Juan dijo...

¡Es maravilloso la de recuerdos que tienes de tu infancia! ¡Debes de tener un olfato excelente! Al parecer los centros de procesamiento de la memoria se ubican o canalizan por la misma vía que este sentido. Y yo, desgraciadamente, casi no tengo olfato. Lo suplo con agudo oído.