miércoles, 30 de septiembre de 2015

Sara Morales y Yeremi Vargas- El tiempo congelado


 No olvidamos.




 Sara Morales




 Sara vivía (y me cuesta usar esta forma del verbo) a un par de calles de mi casa. Nunca hablé con ella. De hecho, igual hoy no la recordaría, de no ser por su desaparición. Pero la misma hizo que se transformase en un recuerdo fijo. Como ha pasado con casi todos los ciudadanos de esta isla. Y de las otras de nuestro archipiélago.
 Ahora, hay un puñado de recuerdos que vienen a mí cada cierto tiempo.
 El primero es ver a Sara, junto a su padre y su hermana pequeña, en un videoclub que teníamos por entonces a un tiro de piedra. ¡A veces me imagino a Sara volviendo a casa y sorprendiéndose por los cambios del barrio! Como el de que ahora el local de videoclub esté ocupado por otro negocio...
 Lo cierto es que de no ser por su hermanita pequeña, quizás no me habría fijado en ellos el día en que coincidimos en el videoclub. Y es que la niña pequeña tenía por entonces esa edad en que se puede ver una película un millón de veces seguidas,sin cansarte y con la misma ilusión. Para sus cerebros, aún en desarrollo, las imágenes de unos dibujos son siempre nuevas. 
 Esa circunstancia fue la que provocó que me fijara en ellos. Mientras Sara y su padre intentaban decidirse por una película en concreto, la pequeña tenía claro la que quería ver. Una que, como supondrán, ya se había sacado. Como es lógico, sus mayores se negaban, y como es igual de lógico, la pequeña insistía con fuerza y una voz estridente. Esa típica de los niños, que te taladran el tímpano, a veces incluso cuando hablan en un tono normal.
 Creo que miré para ellos sonriendo. Y creo que el padre me vio y sonrió a su vez. Aunque no puedo asegurarlo.
 Luego pasó un tiempo y creo que volví a verlos por el mismo local, o quizás sólo a parte de ellos. Luego, recuerdo ver a Sara, con su uniforme de colegio, subir caminando la calle que la separaba de su hogar.
 Y luego llegaron las sombras. Un día me llegó la noticia de que había desaparecido una niña del barrio. Una joven de catorce años. Pronto, la prensa y la televisión nacional se hicieron eco de la ausencia de nuestra vecina. Y la noticia no tardaría en saltar al extranjero...
 El caso de Sara no entraba dentro del grupo de desapariciones explicables. La adolescente no se había llevado nada, ni siquiera una prenda de repuesto. Algo en lo que, en mi opinión, no pensaría un hombre, pero si una mujer, por muy joven que sea. Además, era una muchacha que pasaba casi desapercibida para los adultos. A otras jóvenes de su edad se las puede ver "dando lata" en el barrio. Y a algunas con algunas actitudes y compañías francamente preocupantes. Parecen ubicuas. Pero Sara, no. O al menos, no me consta.
 Su perdida provocó una gran reacción por parte de la sociedad canaria. Solidaridad que cruzó fronteras... Desgraciadamente, en vano hasta el momento. A semana, siguió un mes. A este un año. Al año, un lustro. Y así, el pasado 30 de julio de 2012 se cumplieron 9 años de su desaparición.
 Pese al tiempo pasado, aún veo a menudo una de las muchas fotos de ella que todavía hoy se encuentran en la ciudad. Una de las tantas que, también todos los días, ve su familia. Y entonces recuerdo como, más o menos, describió el efecto del paso de los años el familiar cercano de otro desaparecido: "Cada vez que alguien te hace llegar una posible localización, aunque estés prácticamente segura de que es una cruel mentira, haces todas las averiguaciones posibles. Porque ya sólo deseas una respuesta definitiva. Aunque sea la más horrible. Y mientras, año tras año, vives con el tiempo congelado"
 "El tiempo congelado". No se me ocurre nada más horrible.
 Lo mismo sucede con el caso de Yeremi Vargas.


YEREMI VARGAS



 El pequeño Yeremi desapareció el 10 de marzo de 2007, mientras jugaba en un solar pegado a su casa con sus primos. La desaparición fue tan rápida que casi parecía sobrenatural. Lo que no dejaba otra opción lógica que suponer que había sido secuestrado. El niño necesitaba medicación por problemas respiratorios.
 Los casos de Sara y Yeremi acabaron "hermanados" por la desgracias. Ambas familias unieron dolores, afectos y esfuerzos. Aún lo hacen al día de hoy. Yo, como tantos canarios, participé en algunas de las manifestaciones en demanda de atención sobre el caso. Recuerdo ver a ambas madres, a las dos familias, unidas como si fueran una. Amnas esperanzadas, temerosas... Viendo como el tiempo pasaba. Como dice el fragmento del poema "Oscuridad" de Lord Byron :

 "Llegó el alba y se fue.
 Y llegó de nuevo, sin traer el día."

 Durante todo este tiempo, ambas familias han sufrido diversos traumas por lo ocurrido. Quizás (fuera del ámbito de lo interpersonal), lo más atroz han sido los crueles mensajes de sádicos que hallan placer en crear y romper esperanzas, o simplemente la de las repugnantes personas que durante años han torturado, con sus atroces chanzas, a la familia de Yeremi a través de las redes sociales.
 Mientras tanto, seguimos esperando.

 Nota: Después de meditarlo, he decidido no incluir ninguno de los numerosos vídeos que se hayan en Internet sobre el tema. Ustedes mismos pueden hallarlos sin problemas, y pienso que generarían una atmósfera muy densa y pesada para quienes lean este texto. Empecé esta "entrada" hace muchísimo tiempo, pero las circunstancias me habían impedido terminarla. Originalmente contaba con una gran cantidad de vídeos que cubrían la evolución de los casos con sus múltiples giros. Pero ahora me parece innecesario. Lo único que haré será colocar una serie de enlaces que demuestran que, a día hoy, Sara y Yeremi no han sido olvidados. En ellos podrán hallar también testimonios sonoros y visuales. Aunque los más importante es recordar que la familias sigue luchando, con una fuerza imbatible, que les sorprende incluso a ellos.

 Enlaces sobre Sara:

http://www.marisolayala.com/?p=33489 (Entrevista radiofónica reciente con la madre 2015 de Sara Morales)

http://www.rtve.es/alacarta/videos/cerca-de-ti/cerca-21-09-2015/3294103/ (Entrevista en televisión reciente con la madre de Sara Morales)

http://www.telecinco.es/etiqueta/sara_morales/




 Enlaces sobre Yeremi Vargas:

https://twitter.com/ithaisasuarez  (Twitter de la familia de Yeremi)

https://www.facebook.com/ithaisa.suarezsantana (Facebook de la familia de Yeremi)











No hay comentarios: