sábado, 26 de enero de 2013

Racismo cultural- Negras y negros que no salen en los libros de texto/ Garret Morgan

Garret Morgan (1877-1963)


 El 4 de marzo de 1877, nació en Kentucky el séptimo hijo de una familia de esclavos. Pese a a apenas haber recibido educación, su curiosidad y creatividad estaban destinadas a mejorar la vida de todos nosotros.
 Buscando fortuna, se desplazó hasta Cleveland (Ohio), donde empezó a trabajar en una fábrica de máquinas de coser. Tras algún tiempo, sus ideas contribuyeron a mejorar este tipo de aparatos, consiguiendo vender una patente por 50 dólares.
 Más adelante surgiría su segunda idea, que llevaría a una segunda patente. Una idea revolucionaria: La máscara de gas. Este maravilloso logro, hoy indispensable para la seguridad de las tropas y personas que se enfrentan a diario a diversos peligros, obtuvo su mayor apoyo al ser usado durante el rescate de unos hombres atrapados en un túnel en 1916. El éxito fue tal que el ejercito se interesó pronto en el invento, que utilizaron en la Primera Guerra Mundial. Esto llevó a Garret Morgan a fundar su propia compañía. Pero el racismo haría que fracasase pronto, cuando los clientes se enteraron del color de piel del inventor y empresario. Garret aprovechó una crema que  había creado para alisar el pelo, e intentó hacerse pasar por un indio de la reserva de Walpole (enlace en inglés), en Canadá. En vano.
 Y llega el invento por el que es más famoso: una actualización del semáforo, que anticipaba al actual. Lo inventó en 1923, después de ver un accidente de tráfico en el cual una niña resultó gravemente herida. En aquel entonces, el sistema de alertas era tosco y poco útil. Morgan diseño un sistema eléctrico con dos brazos y palabras iluminadas para prohibir o permitir el paso. Vendió su diseño a "General Electric" por 40.000 dólares, tras haber efectuado una prueba exitosa.
 Sin duda, un hombre para recordar.







 Vídeos:

 
Subido por Theo Burkhart

No hay comentarios: