viernes, 6 de enero de 2012

El prodigioso niño pianista.

 La mala suerte al intentar hallar un dato para una entrada, me da la oportunidad de mostrarles al alucinante Michael Andreas Haeringer. Si le oyen, comprenderán que no hace falta decir más nada.



  Una composición propia del niño:

2 comentarios:

Towanda dijo...

Sí que es asombroso.
Te deseo un feliz día de reyes.
Besos.

Preste Juan dijo...

Towanda:

¡Feliz 2012! ¡Nos vemos pronto!