domingo, 25 de diciembre de 2011

Un perro andaluz.



Nota: La película puede verse al final de esta entrada.

 Un hombre se acerca a una mujer y con una navaja secciona por la mitad el ojo de una mujer. ¡Una escena angustiosa, que no se te olvida en la vida!
 La primera vez que vi estas imágenes de  "Un perro andaluz" sentí a la vez aversión y fascinación. La crudeza de las imágenes era demasiado para un niño, o casi niño.
 Ahora, con el paso del tiempo, la película me sigue produciendo la misma sensación. Pero me doy cuenta de la maestría de este filme. Un filme al que no hay que buscarle explicaciones. De hecho el intentar hacerlo, lo corrompe. En la física cuántica, el observador condiciona la realidad. En esta joya del surrealismo cinematográfico, puede ocurrir lo mismo. Así que lo mejor es verla y experimentar las emociones que produce, incluso contarlas si se quiere, pero sin tratar de repetirlo. Esto es muy importante, insisto.
 La idea del cortometraje surgió de un sueño de Luis Buñuel (el del ojo) y de otro de Salvador Dalí (el de un mano recorrida por hormigas). A estas se unieron otras ideas igualmente impactantes, que se convirtieron en esta película.
 Sus protagonistas y/o autores fueron, entre otros: Luis BuñuelSalvador DalíSimone MareuilPierre Batcheff Jaume Miratvilles.
 Ahora enlaces y la película:

 Enlaces:












 Película: