miércoles, 26 de octubre de 2011

La caja de madera.

 ¡Mira, al final apareció! Pone que es del 2001, pero creo que es más viejo.

---------------------------------------------------------------------------------------------


La Caja de Madera

Cuando pienso en ti,
recuerdo nuestras paulatinas entregas,
los primeros roces de nuestros labios
y el temblor de mis manos sobre tu cuerpo.

Cuando pienso en ti después,
añoro con dolor la pasión que nunca te sentí,
el amor que, como en un espejo,
rebotaba en el peto de tu cuerpo para serme devuelto,
sombreado por tu pena al no poderme amar igual.

Cuando pienso en mí en ese después,
lamento no haber antepuesto mi propio nombre
al nombre de los otros, y al sueño de los otros,
y me hago responsable de las acusaciones que sobre ti vertí,
y del nombre con el que sólo quise verte.

Pero cuando pienso en los tiempos finales,
siento aún frescos el daño y la alegría de mi caja de madera,
esa que tú deseaste tanto para ti, que preferiste entregármela a mí,
que no a otro yo.

Los tiempos terminaron y pasaron,
y ahora aprecio, sincero, todo el amor que me diste con “mi caja”,
ese al que no supe resignarme y apreciar en su gran valor,
ese que, pasada la siega de los años,
se enraíza cada vez con más realidad en mi tierra.


Las Palmas, 15 de septiembre de 2001.

2 comentarios:

{ÍsisdoEgito}JZ - Tua, somente tua dijo...

Boa noite Preste Juan,

lindo este poema...

Beijos carinhosos,

ÍsisdoJUN

Preste Juan dijo...

Obrigado. Um grande abraço.