martes, 26 de julio de 2011

"Abrigado por una vieja colcha o manta"


 Nota: Últimamente me estoy encontrando con viejos intentos de poesía y cuentos. Mi primera intención fue eliminarlos. Pero hace tiempo me prometí no volver a hacer tal cosa. Quien renuncia a sus errores, no merece sus aciertos. Así que hay va este amago de poema del año 1980. ¡Ni siquiera voy a intentar corregir la torpe presentación, en un único y pesado párrafo!

Abrigado por una vieja colcha o manta.
------------------------------------------------

En esta noche todo me queda lejos. Los sonidos de la calle, que otros días traen un viento de paroxismo e inquietud, se diluyen en una posesiva brisa que progresivamente se armoniza más, exaltando a las emociones más esperadas por el amor. Una felicidad musical brinca conmovida delante de mí, ante la noche a la que dedico cada una de las mudas canciones de mi alborozado ser. Mil enamoradas lágrimas se pierden entonces en las finas sombras de los mágicos lugares a los que caen. Porque en esta noche no hay nada malo en el mundo; una fría pero encantada corriente de aire ha extinguido todo lo que no sea perdón y universal fascinación. Abrigado por una vieja colcha o manta, qué más da, me sumergiré en los recuerdos cálidos y dejaré a mis brazos morir a algún poema flotante, para así unirme a él y mostrarle las intangibles e inmortales damas sin igual de mi deseo. Acurrucado como la soledad amarga, y como ésta abriendo su llama viva, su corazón, extenderé toda la dulzura que mi alma encierra a quien quiera yacer conmigo en mi amor, sin importarle el tiempo o el color del destino; La única condición es viajar siempre juntos y amando; Por toda la eternidad... por todo el amor, única presencia infinita...

2 comentarios:

Patricia O. (Patokata) dijo...

Hola Juan, deberías escribir y mostrar tus letras más seguido. Cuanta poesía y lírica en tus letras, por la forma que está escrita bien puede ser una prosa poética también.
Escribe más seguido, si???

Saludos!!

Preste Juan dijo...

Patricia O.(Patokata):

¡Caray, pues gracias! ¡A mí sigue sin gustarme! Pero me da ánimos. Gracias.

Un besote.