miércoles, 30 de septiembre de 2009

Tibicenas


 Son los perros del infierno. Tanto del infierno aborigen como del infierno cristianizado. Son negros, gigantes, dotados con un gran pelaje y con unos ojos de lava ardiente. Son los "Tibicenas".
 Cuando los conquistadores llegaron a las islas se encontraron con su leyenda, o mejor con una creencia enraizada. La certeza de que del interior del Teide, ubicación del infierno prehispánico donde moraban, y a través de las cuevas, estos seres de la oscuridad salían al encuentro con los humanos, acechando sin descanso...



 Como cancerberos indómitos, podían salir al encuentro del hombre en bosques, barrancos... e incluso podían hallarles en la soledad de los caminos, no muy lejano a las poblaciones. Porque para ellos, para los tibicenas, el miedo parecía un concepto inexistente. Durante generaciones, la imágenes de estos emergiendo y desapareciendo en la niebla, durante la noche más profunda, tuvo que poblar los sueños de los isleños. Y luego, de los que arribaron a las islas, amigos o enemigos.



 ¿Tiene un origen real esta leyenda?
 Siempre he creído que sí. Todavía de niños pude oír a alguna persona mayor, y no tan mayor, contar como en los lugares otrora desconectados de la capital, a los que se llegaban por caminos difíciles, y que aún están rodeados por la naturaleza todopoderosa. Quienes aseguraban haberse topado con alguno, o conocer a alguien que había sufrido tal encuentro, intentaba racionalizarlo. Argumentaban lo lógico: Debían ser perros asilvestrados, que sin competencia campaban a sus anchas por tierras aún despobladas...Pero siempre había alguien que defendía la existencia de un animal sobrenatural, único y terrorífico...



 Lo cierto es que en Canarias siempre hubo algún tipo de can. Las crónicas más remotas mencionan a una especie de dingo, aunque su imagen se aleje bastante de la del temido tibicena. Pero hubo y hay otros tipos de perro: Desde el lobo herreño, pasando por el perro de presa, el perro bardino o majorero, el pastor garafiano, hasta llegar al podenco canario(probablemente, el "dingo canario" citado en las crónicas)


 Recuerdo que hace unas década, en un barranco cercano, se halló un incisivo de un perro que tuvo que tener un tamaño descomunal, inusitado incluso para los patrones más grandes conocidos. ¿Fueron perros como estos los que crearon la leyenda?... Si alguien me preguntase mi opinión, diría que no hace falta la existencia real de un animal impresionante y temible. La fantasía humana pudo, y puede, llenar cualquier "espacio vacío".
 Hoy, la civilización ha fagocitado a los tibicenas. De hecho, probablemente apoyada en esta historia surge "La Fiesta del Perro Maldito". Con un vídeo sobre este tipo de fiestas, colocados después de algunos enlaces, dejamos por hoy los misterios y leyendas de Canarias.

Enlaces:

Vídeo sobre la fiesta de "El Perro maldito" y enlaces sobre la misma:


Suelta del Perro Maldito 2008


Vídeos sobre el tema en el programa "Cuarto Milenio":



Enlaces:

5 comentarios:

Onminayas dijo...

No había escuchado nunca nada sobre este tema. Interesante y curioso post, Preste. Cuando no terrorífico...

Un abrazo.

Preste Juan dijo...

Hola Onminayas: Pues me alegro de que te haya gustado el tema. Espero poder seguir sorprendiendo con los misterios y leyendas de Canarias. Tanto los conocidos, como los desconocidos.
Un abrazo.

coco dijo...

Hay que separar bien las leyendas de la Historia de Canarias para estar mas claros.
Tibicenas es un perro lanudo salvaje, es cierto. El perro pasto canario era un pequeño perro.
Los perros en el escudo de Canarias no tiene sentido ninguno, irian mejor dos cabras.
El nombr de Canarias tampoco tiene que ver con perros, sí con un pueblo bereber llamado Canarri.
Un saludo.

Preste Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Preste Juan dijo...

coco: Efectivamente, el Tibicenas no es un perro canario convencional. En ese sentido, espero que en mi información quede claro que es leyenda y que es realidad, y cómo esta puede haber influenciado en la otra.
Con respecto a lo del escudo, estoy de acuerdo contigo, pero la historia es muy caprichosa y sin duda está llena de símbolos que no vienen al caso.
Estoy de acuerdo contigo respecto a los Canarii. En estos momentos, estoy preparando una entrada con respecto a la etimología de "Canarias", y como espero que puedas ver dentro de no mucho (aunque seguro que ya conoces esos datos) las explicaciones van desde la que tú y yo vemos como la más creíble, pasando por la conocida de los canes e incluso los lobos de mar que otrora habitasen en la Isla de Lobos.
Como verás, mis informaciones sobre los temas que abordan procuran cubrir todas las teorías y aspectos posibles, aunque pueda decantarme por una u otra, o ver en alguna una fusión singular. Yo doy la mejor información de que dispongo, y dejo que cada cual investigue, medite y decida, aunque no pueda compartir alguna opinión.
Un abrazo y gracias por tu intervención