domingo, 24 de mayo de 2009

Susan Boyle





 Muchos conocen ya a Susan Boyle. Es la Cenicienta mediática de lo que va de año. Se presentó un día al concurso "Britain's Got Talent", cuya versión española es "Tú sí que vales". Sólo que la versión británica tiene la desgracia de contar entre el jurado con al menos un miembro insoportable, al estilo del Risto Mejide de "Operación Triunfo". Este personaje, dispuesto a sacar beneficio con el beneplácito que le da el subidón de audiencia que ha dado al programa sus comentarios crueles, y que entorpecen la educación social de unos seguidores que en gran parte son chavales aún muy maleables, se defiende alegando que con su comportamiento está preparando a los concursantes para lo que se van a encontrar "ahí fuera". O sea, que si mañana su profesor de Kárate le rompe adrede el fémur, el de natación le hace nadar entre tiburones con un bañador de plomo o un bombero le prende fuego a su salón mientras le enseña a usar un extintor...¡Agradézcaselo!¿O es usted un desalmado?...Ya lo dijo Quevedo: "¡Poderoso caballero es Don Dinero!". Por cierto, conocido musicalmente gracias a Paco Ibañez en su canción "Don Dinero".
 A nuestra Susan la recibieron con mofa poco contenida. Y ella aguantó con sonrisa y desparpajo. Aguantó con todo en su contra: Un rostro poco agraciado, un físico que tampoco la hace candidata a chica de calendario, un público que enseguida empezó a reírse de ella siguiendo la antigua norma del "Derecho Romano" según la cual en un juicio entre dos acusados, en caso de duda el feo es el culpable. O, en este caso, una tonta que no se da cuenta de donde se ha metido.
Pero la mujer empieza a cantar "I Dreamed a Dream"(enlace en inglés) del musical "Los Miserables" y la historia del programa y la de la cantante dan un giro espectacular.
 Susan Boyle destapa una voz bellísima, casi tanto como su modestia. Emociona de golpe. La tersura, timbre y calidad de su voz es ideal para el poco tiempo que da el programa. Pero ella tiene una "voz instantánea". El jurado(un académico chulito, otro encantando igualmente de conocerse y una última del tipo:"¡Qué guapa soy, por qué no me hacen reina!") absorto, tiene que disculparse y reconocer su error. Para ser justo, la que mejor lo hace es la mujer integrante del jurado. Los otros, como que se cubren su memez en vez de entonar un "mea culpa". El público, por su parte, aplaude, silba y se emociona. En un segundo, hasta las jovencitas presumidas que se han sentido más guapas que nunca viendo al "engendro", caen rendidos. Y los jovencitos oyen por una vez, el sonido de la belleza.
 Pero, ¿y si Susan Boyle hubiera cantado mal? Esta es la pregunta que no dejo de hacerme. ¿Qué pasa cuando no posees ninguna habilidad, ni has contado jamás con los beneficios o compensaciones de la fortuna o de una juventud que te concede unos años de "gracia estética"? ¿Es qué ya no se respetan tus sueños, tus deseos de ser amada(Susan nunca fue besada por un hombre, ni se sintió deseada) o de ser simplemente una persona que tenga el derecho a no ser ofendida por comentarios y sonrisitas groseras y directas?¿Estamos permitiendo a los líderes de la audiencia televisiva que lleven a nuestra sociedad a décadas pasadas donde, por ejemplo, era lógico reírse del "tonto del pueblo"?Afortunadamente, Susan ha salido bien parada. Esperemos que la fama, casi siempre efímera en esta época de la historia, le dé tiempo para que pueda vivir experiencias que la hagan sentir "en paz con la vida". Y si es posible...¡un romance que la haga ruborizarse y sentirse salvajemente deseada!

2 comentarios:

Rosna dijo...

La vida siempre nos da , no debemos temer a perder nada , solo cabe ser feliz . Susan lo sabe y vive sus instantes . Los sueños ,sueños son ,nos dormimos con su breve rumor y despertamos con un aullido que se parece a nuestros nombres , dejemos como Susan que la alegría entre en todos los rinconcitos de lo cotidiano .
Feliz domingo y Buen inicio de semana .
Yuriko

Preste Juan dijo...

"...Nos dormimos con su breve rumor y despertamos con un aullido que se parece a nuestros nombres"

Querida Rosna:
Gracias por tu comentario, tan cierto como poético. Me encanta como escribes. A veces creo que, bajo tus dedos, el teclado sin duda se mece, como llevado por olas adormecidas.