sábado, 2 de mayo de 2009

Promesas del Este(2007)


 Una obra dura. Tal vez la más dura de Cronenberg. Una "entrega" madura, profunda y que resalta la monstruosidad de las mafias. En este caso, la rusa.
 La historia: Una adolescente muere tras dar a luz a una niña. La comadrona que la ha atendido, Anna Khitrova(Naomi Watts), empieza a investigar el paradero del posible padre...


 Creyendo ir por buen camino, acude al propietario de un restaurante, Semyon(Armin Mueller-Stahl), que promete ayudarle a traducir el diario de la difunta, donde se espera encontrar una pista.


 Mientras lo hace, su tío Stepan, (Jerzy Skolimowski),también de origen ruso, pero que en un principio no quiere saber nada del asunto, traduce el texto. Así se descubre que la madre muerta fue traída siendo practicamente una niña a occidente en busca de un futuro, para acabar siendo encerrada y violada repetidamente por el citado propietario del restaurante, en realidad uno de los jefes de la mafia rusa.

 Esto hará que la situación varíe dramáticamente, pues se nos revela como el culpable del crimen necesita hacerse con el diario y eliminar cualquier elemento que le incrimine. Para ello no dudará en usar los servicios de su hijo, Kirill(Vincent Cassel), del cual se siente decepcionado y de un extraño personaje, chófer y especialista en deshacerse de los cadáveres y señales que las actividades mafiosas de su empleador va dejando por el camino. Este hombre se llama Nikolai Luzhin(Viggo Mortensen). Entre él y la comadrona nacerá una extraña pero cada vez más intensa relación.

Vincent Cassel y Viggo Mortensen(de izquierda a derecha, en la imagen)


 Para no extenderme, al final, con la ayuda de este hombre se evitará el asesinato del bebé fruto de la violación y de paso nos enteraremos que es él quien ha puesto a salvo a su tío, desaparecido poco antes, y su verdadera identidad: un agente del "FSB"(Servicio Federal de Investigaciones) y a la sazón sustituta de la famosa "K.G.B.", infiltrado en la redes mafiosas inglesas en una operación conjunta con "Scotland Yard" y/o el "MI6".
 Comentario: "Promesas del Este" es la prueba de que convertirse en un monstruo puede ser una opción, más que el efecto de una mutación(física o mental) a causa de agentes externos, etc.
 El retrato de la mafia rusa de Cronenberg desmitifica la idealizada visión de Copolla(¡pese a que la saga de "El Padrino" sea formidable y una de mis obras preferidas!)... Y lo hace gracias a la magnífica interpretación de Armin Mueller Stahl. Su personaje(como todos los reales) tienen sombras y luces. Y en este caso, sus luces son su encanto personal, ese aire de padre y abuelo seriamente preocupado y entrañable. Una imagen que se reforzaría más de no haber interpretado este actor otros papeles igualmente ambiguos en el pasado. Aún así, su actuación es perfecta, recordándonos que lo temible de Hitler, Stalin o el inquisidor Torquemada es que no nacieron monstruos.
 Luego está el asco que produce la existencia de cualquier tipo de mafia, y la perversa convivencia y connivencia de organizaciones, regiones y finalmente, estados. Estados especialmente preocupantes al pertenecer a Europa, y no del "Este" precisamente.
 Para terminar, destacar la ejemplar interpretación de todo el elenco de actores, algunos de los cuales he dejado en el tintero, aunque podrá conocerlos en el enlace de "IMDB" que figura más adelante. Aunque, a título personal, quisiera recordar también la actuación de Sinéad Cusack, interpretando a Helen como madre de la Anna, la comadrona.



Otros enlaces(aparte del vinculado al título):

2 comentarios:

marguis dijo...

Esta vez el director engañó a todo el mundo... los que pensaban que sería un film "comercial" se llevaron la gran sorpresa de descubrir a Conenberg vivto y dando guerra!!
;)

Preste Juan dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Toda una sorpresa...
Un abrazo.