martes, 21 de abril de 2009

César Manrique




 Tengo poco tiempo. Otro día mejor habrá para hacer justicia a este hombre. Pero algo es algo.

 Cuando era un niño nos animaron a dibujar para un concurso entre escuelas. Podíamos pintar los que quisiéramos. Yo presenté dos dibujos. Uno era la copia de una viñeta de "Spiderman", en la que había alterado los rasgos de uno de los personajes(Gwen Stacy) para, rompiendo su imagen por la barbilla para acentuar que había muerto. La otra fue un tosco intento de imitar una lengua de lava corriendo sobre un suelo volcánico previo, ya enfriado. Al menos así lo recuerdo. Recuerdo muchas más cosas, pero no vale la pena mencionarlas.
 No esperaba ninguna reseña, de entre los cientos de niños que presentaron dibujos. Tal vez más. Al fin y al cabo, respetuosamente todas la pequeñas obras iban a ser expuestas. En mi caso, un ataque al mal gusto como pocas veces se ha perpetrado. Aún así, de todas las obritas, César seleccionaba algunas que le hubiesen llamado su atención y escribía alguna nota detrás. Para mi sorpresa, en la mía sobre la lava recorriendo el terreno volcánico, escribió que le había gustado como había intentado plasmar en el papel la fuerza y los colores de nuestra tierra. A mí me pareció una crítica extraña, pues por mucho que lo intenté no me salió como quise. Pensé, como sigo pensando ahora, que el pobre hombre tenía problemas de vista ese día, o era demasiado generoso. Es curioso, he recordado esto después de muchísimos años.
 Pasaron los años y me empezaron a hablar cada vez más de César. Que si era un genio, que si todo lo contrario, que si era marica(no homosexual, ni marica dicho en un sentido exento de prejuicio y deprecio;No en vano vivíamos en la época de Franco y la moral católica, que en su mejor momento, como mucho, les concedían el beneficio de la enfermedad) que si no lo era porque estuvo casado(aunque muchos no lo supieran). Y es que nadie comprendió que César nació para ser quien era, y que probablemente le importara un pimiento que pensasen que fuera homo, hetero o bisexual. Que para él sólo existían básicamente sus amores. Y de estos los más destacados, fuera de lo personal, fue el arte, en todas sus formas, y Lanzarote.
 Siendo un adolescente visité la isla. Encontré lo que buscaba desde hace años: "Los Jameos del agua".
 El lugar me impresionó desde el la boca a la cola. Era un lugar vivo, una escultura viva, una obra de arte en la que cada visitante, le gustase el sitio o no, forma, aún hoy, parte de la obra cada vez que la visita. Allí está el "Túnel de la Atlántida", donde viven los cangrejos ciegos, entre otras especies únicas. Toda mi niñez soñé con nada en el lago artificial que había en otra parte de los jameos. En aquella época se podía. No sé hoy. Pero no me atreví. Me pareció "pasarse".










Vídeo de "Los Jameos del Agua"

 Al descubrimiento de "Los Jameos del Agua" le siguieron otros con el paso de los años. De algunos expongo fotos. De otros vídeos, así como una serie de vídeos sobre el pensamiento y la vida de este héroe canario. Porque me despediré de esta breve entrada, animándoles a conocer más a través de los enlaces posteriores(sin olvidar el adjunto al título) y la entrada dedicada a su persona en la "Enciclopedia Universal Micronet-2009"(al final del todo, tras los vídeos) Y por supuesto, visitando su obra. Y recordarles a todos que sin César, Lanzarote(a pesar del daño que se le ha causado por las empresas turísticas, etc.), no se hubiera salvado de una destrucción masiva, como ocurre en la mía, sino llega a ser por su arrojo y educación de la población isleña. Por su amor por la naturaleza, la comunión del hombre con esta, y su pasión por el Arte. Para nuestro deleite quedan sus pinturas, esculturas, edificios, jardines... Fue nuestro artista más polivalente, se atrevía con todo... Y es nuestra conciencia, que nunca muere.

Otros enlaces:


Fotos

César durante la construcción de "La Vaguada" en el "Barrio del Pilar" de Madrid.




Una foto de una de las casas de César, hoy centro de la fundación que lleva su nombre


Escultura en "El Mirador del Río"





Otra foto de una de las casas de César

Detalle de "El Jardín de Cactus"

Detalle de la casa de César, en el interior de un entorno volcánico

Vídeos

Vida y obra de Cesar Manrique parte1
Vida y obra de Cesar Manrique parte2
Vida y obra de Cesar Manrique parte3
Vida y obra de Cesar Manrique parte4
Vida y obra de Cesar Manrique parte5
Vida y obra de Cesar Manrique parte6
Vida y obra de Cesar Manrique parte7

"Entrada de César Manrique" extraído de la "Enciclopedia Universal Micronet-2009"

"Manrique Cabrera, César (1919-1992)

& Artista en el amplio sentido del término, pintor, escultor, arquitecto y ecologista español nacido en Arrecife (Lanzarote) el 24 de abril de 1919 (y junto a él su hermana gemela, Amparo) y muerto en Teguise (Lanzarote) el 25 de septiembre de 1992.

Nació en el seno de una familia que procedía de Castilla y que había sabido abrirse camino en la isla: su padre era un empresario que, entre otras cosas, se hizo con propiedades en Caleta de Famara; su abuelo había sido el primero en hacer fortuna desde su profesión de notario notario.

Luchó en la Guerra Civil como voluntario en el bando de Franco; al acabar la contienda, entró a la Universidad de La Laguna para estudiar Arquitectura Técnica, carrera que abandonó a los dos años, en 1945, para estudiar Bellas Artes en Madrid; de hecho, en 1942 había mostrado sus inquietudes artísticas al montar su primera exposición de pintura en Arrecife.

Se formó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, tras una primera fase en que cultivó la pintura figurativa con un color de lo más poderoso, se orientó hacia la abstracción a partir de 1953; por esos años, entró en contacto con la Galería Fernando Fé de Madrid y cambió ideas con sus amigos, los también pintores Manuel Manpaso y Luis Feito. Al año siguiente realizó su primera exposición individual en la Galería Clan de Madrid, y se reveló como uno de los pioneros de la pintura abstracta española. En 1960, viajó y expuso obras propias por distintos países de Europa, además de Japón y Estados Unidos, país que acogió su obra con tal entusiasmo que llegó a exhibirla en el Guggenheim Museum de Nueva York. En 1964, viajó a los Estados Unidos por invitación del mismísimo Nelson Rockefeller, que había adquirido algunas de sus pinturas.

Desde su regreso a Lanzarote, en 1968, su tierra natal pasó a ser el centro fundamental de su producción artística, enriquecida con la integración de su obra escultórica y arquitectónica en el marco de la naturaleza, lo que le obligaba a recuperar elementos de la arquitectura tradicional. Ejemplo de esta tendencia son sus proyectos de los Jameos del Agua (lugar de visita obligada en la isla, en que sacó todo el partido posible de unas cuevas naturales cercanas al mar), Las Salinas, la Casa del Campesino, el Mirador del Río, el Jardín de Cactus Guatiza o su propia casa en Taro de Tahiche, todo ello en Lanzarote; aparte, dirigió un ambicioso proyecto desde 1977 para crear un lago artificial en el Puerto de la Cruz. Esta curiosa simbiosis entre arquitectura y naturaleza (con apoyo principal en la presencia del agua como elemento integrado en el conjunto) se puede ver también en la ejecución como director artístico del centro comercial La Vaguada de Madrid (1981-1983).

Como escultor, suya es la serie titulada Esculturas al Viento. Manrique murió en Teguise (Lanzarote) el 25 de septiembre de 1992 en un accidente de tráfico; en ese mismo año, nació la Fundación César Manrique, ubicada en su propia casa, que había construido en medio de un fascinante marco de agua y lava. Desde 1996, existe un Premio César Manrique con el que se recompensa a aquellos individuos o sociedades especialmente comprometidos con el medio ambiente en Canarias. Su nombre no es sólo el del gran artista de Lanzarote sino el del protector y defensor de esa isla, cuya destrucción a causa del turismo de masas logró evitar y en la que su recuerdo lo inunda todo.

El IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) realizó una exposición de 53 obras informalistas del autor que le reivindicaron como uno de los renovadores de la abstracción española de los años cincuenta; dichas obras no habían sido nunca expuestas en España.

Enlaces en Internet
http://www.cesarmanrique.com/; Web sobre César Manrique.
AGM

Enciclopedia Universal DVD ©Micronet S.A. 1995-2008"


2 comentarios:

Tarha dijo...

Con lastima te dire que la desidia habita hoy en Los Jameos,ya que el agua del Tunel esta siempre llena de papeles,plasticos y demas,asi como en el fondo del mismo se pueden ver mas basuras arrojadas por los visitantes sin que nadie se moleste en limpiarlo,ni ponerle freno.

Preste Juan dijo...

¡Vaya, desconocía esta lamentable noticia! Es una vergüenza, y un insulto para los canarios, nuestro ecosistema singular y la memoria de César.