sábado, 7 de marzo de 2009

Crash(1996)




 Una hermosa mujer, Catherine Ballard(Deborah Kara Unger), vestida con un elegante y erótico traje de cuero, se acerca a un lujoso coche, igual de embriagador. Sensualmente, se saca un pecho y lo apoya sobre el capó. Su cuerpo queda listo para recibir la llegada de un amante que levanta suavemente su falda, penetrándola poco después.



 En otro lugar, su marido folla salvajemente con una morena. Al terminar, ya de noche, se reunen en el balcón de un refinado piso. Ella está contemplando el tráfico desde lo alto, cuando oye como su marido, James Ballard(James Spader-Enlace en inglés) se acerca a ella...Le recibe separando las pierna y subiendo su falda, abierta por detrás. Su hermoso y exquisito trasero, así como las dos esbeltas piernas sobre las que se se sostiene, le son ofrecidos en una escena que espero no olvidar nunca. Él se pega a ella, sus caras se juntan(ambos poseen facciones atractivas, impresionantes en el caso de ella) y empiezan a contarse sus encuentros sexuales de ese día...



 El giro de la historia ocurre poco después. Mientras atraviesan un túnel(al tiempo que se van haciendo caricias íntimas) colisionan frontalmente con otro coche. Antes de pasar a la escena del hospital vemos al conductor del vehículo muerto y que el asiento del copiloto está ocupada por una mujer, la Dra. Helen Remington(Holly Hunter) en estado de shock. De su vestido ha escapado uno de sus pechos. ¿Estaba ellos "jugando" a su vez cuando ocurrió el accidente?



 Una vez en el hospital, y descontando al fallecido, vemos que el máximo perjudicado ha sido James Ballard. Su pierna ha sufrido severas lesiones y quedará cojo.
 Mientras está ingresado(y por no alagarme mucho en otros detalles interesantes) se encuentra con quien parece un enfermero, que saca una foto de su pierna dañada. Es Vaughan (Elias Koteas)





 Al salir del hospital, los sucesos se precipitan. El enfermero no resulta ser otra cosa que un obseso de los accidentes de tráfico, a los que ha asociado sus pulsiones sexuales. Estos dos elementos hacen que surja una peculiar amistad entre este hombre, el accidentado herido y la mujer superviviente del otro coche, igualmente enganchada al tándem "sexo-coche". Aunque en todos crecerá el morbo por el riesgo, por jugar con la muerte hasta límites no pensados anteriormente
 Vaughan y su mujer, Gabrielle(Rossanna Arquette), sufrieron un aparatoso accidente años atrás. A consecuencia de éste, el queda con cicatrices y ella ha de llevar una prótesis ortopédica para poder caminar. No obstante, esto no hizo sino aumentar su pasión por los accidentes y su relación con la sexualidad. Vaughan define su conducta, y la de sus seguidores, como una "psicopatología" que ha de producir una especie de evolución. Ésta, implica una mayor sensibilización y potenciación sexual(aquí recuerda la premisa argumental de "Shivers"-"Vinieron de dentro de...") y una casi fusión con la máquina, representada por el coche.

 Lo que probablemente nadie del trío original(el matrimonio Ballard y la Dra. Remington) imaginan es que han iniciado un viaje hacía la búsqueda del goce máximo a través de la autodestrucción progresiva. Así, tras una serie de accidentes premeditados, llegamos a una escena final impresionante. Aunque no impresionante por su truculencia, sino por su claridad reveladora y dulcemente brutal:
 El matrimonio Ballard provoca adrede un accidente, llevando cada uno de ellos un vehículo. El de ella sale de la carretera. El marido observa el mismos con mirada absorta...Por fin, acude al lugar donde se encuentra el cuerpo de su mujer. Lo encuentra fuera del coche. A causa de los trompos que ha dado el automóvil, la falda ha volado parcialmente, dejando visible parte de sus hermosas piernas. La mujer, conmocionada, tarda en oír la voz de su esposo, que durante su estado alterado ha estado gozando del tacto de su cuerpo. Ella se recupera poco a poco. Seguramente, ya ha empezado a su vez a disfrutar de la particular fijación erótica que les une. Es entonces cuando, mientras se besan y tocan, confusa pero apasionadamente, oye la pregunta de su compañero:
-¿Estás bien?¿Te has hecho algo?
-Sí-responde ella- Creo que estoy bien. No me ha pasado nada.
-No te preocupes. La próxima vez será.
 Ambos han entrado ya del todo, en el "concepto de la vida de Vaughan"
 "Crash"(no confundir con otra película de mismo título) es dura, directa y sin simplezas. Quiero decir, sin buscarse fáciles o difíciles explicaciones, motivaciones, aunque estas puedan tener razón. No tiene moraleja. Es lo que es, y punto. Despierta las sensaciones que despierta y punto. De modo que, en esta ocasión pasaré de hacer más análisis. "Crash" es Cronenberg. Y ya está.
 La película está basada en la novela homónima de J.G.Ballard.
 Otra vez más, destacar el trabajo de vestuario de Denise Cronenberg

 Referencia a otros actores de la película en:

 Otros enlaces sobre la película:

 Otros enlaces de James Spader:
Trailer y vídeos sobre la realización de "Crash"(en inglés)


Subido por PlasmaKong2


Subido por Elenadoza

3 comentarios:

marguis dijo...

Qué se puede decir, dentro del cine perturbador de Cronenberg, quizás sea la que provoca sentimientos mas perturbadores... como asidua lectora de ciencia ficción he visitado a J. G. Ballard en varias ocasiones ("Rascacielos" mi novela favorita de él) y supongo que Cronenberg elijió su novela, porque el autor refleja de forma espectacular las debilidades humanas, sus vicios llevados al extremo...
Me gusta James Spader sobre todo, encaja perfectamente en estos papeles de raro, raro, en "Sexo, mentiras y cintas de video", una de mis favoritas personales del actor, hace un papel muy similar... en una no para de hablar de sexo y en la otra... en fin dos caras de una misma obsesión...
Muy completo el monográfico que le estás dedicando a Croneberg... espero con impaciencia la siguiente...
:)

Preste Juan dijo...

Yo no he leído nada de él. O eso creo. Me refiero a Ballard, claro. Aunque mi memoria es muy mala, como ocurre con casi todos los que carecemos de olfato. Y con el tiempo, nombre y títulos se confunden, vienen y van. Pero me da que no, que no he leído nada de él.
Spader en un tipo interesante. Igual te hace de simplón bonachón en "Stargate", que borda su papel en "Secretary". Me cae bien.
Me animé a escribir sobre Cronenberg al estar medio inmovilizado por un problema de espalda. Ahora vuelco aquí lo escrito. Y no deja de ser curioso, porque como digo al comienzo de la revisión, jamás me imaginé escribiendo sobre este hombre. También le echo la culpa a la falta de olfato. Me rebaja el apetito y no me puse a escribir recetas. Supongo que fue mejor así.
Un abrazo.

marguis dijo...

Secretary, fue una de esas películas que vas a cine a ver sin saber muy bien de qué van, y sales con la sensación de haber visto algo extraordinario... me encantó... me gustó como esas dos personitas se encuentran la una a la otra y son felices con todos su defectos.. gran trabajo de James Spader y Maggie Gyllenhall... creo que los dos tocan techo con esos personajes... además... es tan romántica!!!! Otro día te contaré de mi visión de rayos rosa...